sábado, 15 de mayo de 2010

Auto-motivación


Prácticas comunicativas en organizaciones sociales: Grupos de ayuda mutua, (terapia comunicacional).

Objetivos: Que los participantes:
• Distingan las distintas formas de auto-motivación para mantener una imagen que permita reflexionar sobre las diversas formas de persuasión que desarrollamos.
• Experimenten, tanto en lo individual como en lo grupal, sobre las reacciones que nuestra mente y cuerpo se van presentado y expresan diversas caracterizaciones de lo que nos gusta y disgusta; de lo que pensamos e imaginamos; de las sugestiones y de las acciones.
• Expongan las diversas reacciones que les provocó cada uno de los ejercicios realizados para que muestren con palabras las experiencias que obtuvieron.

• Reflexionarán, después de la explicación de sus experiencias de las diferentes respuestas que lograron en cada una de las partes de su ejercicio y después, en el salón de clases, compararán las reacciones que a sus compañeros les provocó este ejercicio.

Descripción de los objetivos:

Haremos una serie de ejercicios de auto-motivación y creatividad de nuestra mente, pues son esenciales para nuestra actuación; mediante el desarrollo de la comunicación, con ellos la satisfacción de nuestras necesidades y las formas como somos incentivados en el manejo de nuestros sentidos nos lleva a la pertenencia de nosotros mismos.

Con la auto-motivación nos involucramos todos en la búsqueda, definición, análisis y solución de nuestros problemas específicos, así como en la toma de decisiones tácticas y estratégicas, en la medida en que logramos responder al manejo de valores intangibles de que disponemos.

Actividades: Instrucciones específicas:
Este es un ejercicio sencillo y muy útil. Para hacerlo verdaderamente efectivo debes leer varias veces el texto, antes de realizar el ejercicio, para que te acostumbres con el contenido, la secuencia y los términos.
Que alguien de tu confianza te ayude para que te lo lea y te guía, o lo grabas en un casete.

Es importante usar una voz muy suave. Asegúrate que no habrá distracciones ni interrupciones. Adopta un posición muy cómoda, la más cómoda posible (vale la pena estar acostado o reclinado). No debes tener nada en las manos. Preferible si no cruzas piernas ni brazos. Cierra los ojos y respira con suavidad.
Leer el texto tal cual está escrito. No introduzcas cambios ni modificaciones, no agregues cosas "de tu propia cosecha".
Deja pausas, para que puedas responder a la guía

Auto-motivación - Parte 1

1. Piensa en una tarea o una actividad que sea realmente atractiva, persuasiva para ti, cuando la haces. Imagina que estás viendo la película de esa actividad. Nota las cualidades de la imagen al pensar en esa tarea: la escena, la iluminación, el sonido, los movimientos. Observa una imagen rica, con muchos detalles... Bien: "apaga el proyector".
2. Descansa y mira a tu alrededor, respira tranquilo.
3. Ahora piensa en algo que no te despierta ningún interés: Nota lo que se siente pensar en algo que te es totalmente indiferente. De nuevo mira la imagen y sus cualidades... Bien: apaga la imagen.
4. Descansa y mira a tu alrededor, respira tranquilo.
5. Haz una comparación entre las dos "películas" y nota las diferencias que encontraste en las cualidades de las imágenes: Iluminación, brillo, colores, tamaño, distancia, ubicación, sonidos, sensaciones, etc.
6. Escribe tu propia lista para que tengas lo elementos que tu mente (tu cerebro) utiliza para indicarte que algo es valioso y te motiva. Estas serán tus claves de motivación.
Toma ahora una imagen cualquiera de una experiencia agradable, placentera, que hayas tenido. Vas a hacer el siguiente juego con esa imagen:
Cambia las características visuales, es decir, aumenta o disminuye: Colores / blanco y negro, iluminación, brillo, contraste, foco (nitidez), detalle, tamaño, distancia, si la imagen tienen borde o no, ubicación (arriba, abajo, al frente, etc.), se mueve o está quieta, proporción. Quédate con aquellos cambios que te parezcan más atractivos, más agradables, más persuasiva.
Haz lo mismo con las características auditivas: Fuente (origen) del sonido, tonalidad (aguda, grave), sonido monótono o melodioso, volumen, ritmo (rápido, lento), duración (sonido continuo o intermitente), mono o estéreo.
Y ahora con las características kinestésicas (sensaciones, sentimientos): Calidad de la sensación, intensidad, ubicación, velocidad, duración.
Quédate con la combinación de características que te resultó más atractiva y persuasiva (anótalas). La vas a usar después.

Auto-motivación - Parte 2

1. Piensa en algo que tú sabes que para ti es valioso hacerlo, pero te resulta difícil o cuesta arriba, hacerlo.

2. Concéntrate y pregunta a todas tus partes internas, si existe alguna objeción a cumplir con esa tarea. Se sensible a esas objeciones (de haberlas). Si no puedes satisfacer la objeción con comodidad, ajusta (o cambia) la tarea de manera que no existan objeciones.
3. Piensa en las consecuencias de hacer la tarea, no en el trabajo de hacerla. Piensa en los beneficios que obtendrás una vez que esté completada. Piensa en tu ganancia.
4. Ahora, usa la lista de elementos que encontraste en el ejercicio anterior, los que anotaste. Recuerda que son los más atractivos y persuasivos. Úsalos para cambiar lo que piensas acerca de tener esa tarea hecha, completada. Ponle a la tarea completada los elementos visuales, auditivos y kinestésicos que anotaste. Continúa haciendo esto hasta que te sientas fuertemente atraído, motivado, a realizar esa tarea.
Auto-motivación - Parte 3
1. Toma una posición cómoda. Dirige tu mirada hacia la derecha, algo hacia arriba. Imagina que ves a una persona igual a ti, a corta distancia. Este "otro tu" hará el ejercicio, mientras tu lo observas. Solamente cuando esté completamente satisfecho con el proceso, será que las habilidades se integrarán a ti. Para asegurarte de que así será, quizás te gustaría imaginar que estás metido dentro de una burbuja de plexiglás, para que realmente estés separado de las actividades que va a hacer tu otro yo.
2. Escoge algo que tu quieres ser capaz de motivarte a hacerlo. Para este ejercicio, escoge algo muy simple, como limpiar tu cuarto, o acomodar tu closet. Algo que tú no disfrutas haciéndolo, pero deseas mucho que sea completado, debido a los beneficios que obtendrás como resultado.
3. Observa a tu otro yo y mira lo que se verá cuando la tarea haya sido realizada, incluyendo las consecuencias positivas, lo beneficios directos e inmediatos y los futuros.
4. Ahora, mira a ese "otro tu" haciendo la tarea con facilidad. Mientras el "otro tu" la hace, se mantiene mirando la imagen de la tarea terminada y se siente bien como respuesta a verla totalmente completada. Nota como la voz interna del "otro tu" es estimulante y te recuerda las recompensas futuras y lo que hasta el momento has logrado con respecto al objetivo. Finalmente, ve a "otro tu" encantado de haber terminado y disfrutando de la recompensa obtenida por una tarea que ya se completó.
5. Si lo que ves no te satisface por completo, deja que una suave neblina cubra por un momento la imagen, mientras tu inconsciente hace los ajustes que sean apropiados. En unos segundos, cuando la neblina se quite, verás los ajustes, que serán satisfactorios para ti (pausa…).
6. Ahora que tienes la completa satisfacción, permite que la burbuja de plexiglás desaparezca. Toma la imagen del otro tú que tiene todos esos aprendizajes y deslízala hacia ti. Puedes, si te resulta cómodo, extender tus brazos, tomar la imagen, traerla hacia ti, e integrarla contigo. Algunas personas sienten un estremecimiento (o se "erizan") o una liberación de energía, al hacer esto.
7. Finalmente, tómate un momento adicional para que pienses cuándo será la próxima ocasión en la que tendrás que realizar la tarea para a cual te acabas de auto-motivar a completarla...

refelcción: la terqapia fue buena pues de mi parte senti trnquilidad y lo que me gusta hacer, al principio me dio por no relizar pero ya que la comienzas es satisfactorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario